Canon trae a Chile la exposición de la mejor fotoperiodista mujer del 2017

vista 634 veces

Para celebrar el mes de la fotografía Canon trae a nuestro país una muestra del trabajo de Catalina Martín-Chico, fotoperiodista reconocida a nivel mundial que retrata situaciones de conflicto alrededor del mundo.

“Nawal, Sulma, Olga y todas las demás” es la muestra de la fotógrafa franco-española que, desde el jueves 2 de agosto, se puede disfrutar en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago.

Esta iniciativa, promovida en el marco del mes de la fotografía por Canon y que se podrá disfrutar hasta el 21 de octubre, busca dar a conocer la vida de diferentes mujeres alrededor del mundo, capturadas en el lente de la Mejor Fotoperiodista Mujer de Canon del año 2017.

Catalina Martín-Chico inauguró esta exposición en el país a principios de agosto y, durante la jornada, realizó una conferencia y workshop dirigido a fotógrafos chilenos, como una de las muchas actividades que esta celebración tiene consideradas.

Este reportaje fotográfico es una muestra de diferentes trabajos de la artista, el cual compila sus viajes a zonas de conflicto en Yemén, Colombia y Estados Unidos, siendo su foco principal las mujeres de estas diferentes partes del mundo, así como su vida en estas situaciones problemáticas.

Sus fotografías sobre las ex guerrilleras FARC, en Colombia, son parte del trabajo que le ayudo a conseguir el premio del año 2017. En ella se retrata la transición de paz entre el Gobierno y los grupos revolucionarios, desde el punto de vista de 300 mujeres que dejaron las armas y se convirtieron en madres.

Por otro lado, a través del lente da a conocer el día a día en la vida de las mujeres Amish, una sociedad que aún vive en el siglo XVIII pertenecientes a la comunidad de Pennsylvania (Estados Unidos).

La tercera parte de la exposición de Martín-Chico, es sobre la cultura yemení y las tradiciones que deben cumplir con las mujeres, como vivir con sus rostros cubiertos por velos negros.

Esta muestra de fotos cobra gran relevancia en la actualidad, debido al gran movimiento feminista que se vive alrededor del mundo. En palabras de la fotoperiodista ella señala que le “gusta contar historias que no han sido contadas y arrojar luz sobre zonas de oscuridad. Relatar, por ejemplo, una historia que me parece injusta sobre gente que no tiene voz y tratar de conmover”.

Esta increíble exposición estará disponible hasta el 21 de octubre en el segundo nivel del Museo de Arte Contemporáneo de Santiago.