Article

Cómo hombres y mujeres evitan la publicidad en TV y en Internet

vista 383 veces
  • El 60% de los hombres y las mujeres prefieren saltarse los anuncios en internet cuando se puede.
  • Cerca del 40% de ambos géneros señalaron que cambiarían de canal si la información publicitaria no les interesa.

Los anuncios publicitarios, tanto en la televisión como en internet, se han transformado en toda una molestia para los usuarios, sobre todo en eventos como el Cyber Day, donde las marcas invierten grandes sumas de dinero para poder llegar a la mayor cantidad de público y aumentar sus ventas.  Una situación que además se puede tornar bastante invasiva, ya que muchas veces no es del interés del consumidor, quien finalmente termina cerrando el anuncio o cambiando de canal en el caso de la televisión.

En ese sentido, la empresa Kantar reveló, a través de su estudio AdReaction: Getting Gender Right, una interesante diferenciación en cómo hombres y mujeres evitan la publicidad, tanto en internet como en la televisión.

En el caso de internet, los datos señalan que sobre el 60% de los hombres y las mujeres prefieren saltarse los anuncios cuando se puede. En el caso de los hombres, un 50% señaló que instalarían un adblocker o bloqueador de publicidad, para evitar que esta aparezca. En tanto, un 46% de las mujeres, afirmó que no lo sacaría ni bloquearía, pero tampoco lo vería.

Según Mauricio Martínez, Gerente General de Kantar Chile, estos datos reflejan lo complejo que es comunicar sin entender la naturaleza de los medios y el modo en que las audiencias los consumen.

En el caso de la televisión, el comportamiento de hombres y mujeres frente a la evasión de anuncios publicitarios es similar. Alrededor del 40% de hombres y mujeres señalaron que cambiarían de canal si la información publicitaria no les interesa. Cerca de un 35% afirmó que, en el mismo escenario, realizaría otra actividad.

En este sentido, Martínez recomienda que “hoy lo importante al elaborar y activar una campaña de marketing, es controlar la exposición de las marcas y enfocarla a quienes se muestren realmente interesados. Trabajar de manera masiva, donde la marca se vea expuesta a personas que no muestren interés en ella, puede incluso generar un daño o una mala disposición de un posible futuro consumidor”.

Por otro lado, datos de monitoreos de redes sociales realizado por Kantar en el último CyberMonday 2018 hace evidente que el volumen de conversaciones relacionadas con estos eventos de comercio crecen en relevancia en un 16%. La mala noticia es que el contenido de estas menciones tiene una carga negativa, pues tan altas son las menciones relacionadas con las ofertas y promociones, como lo son los reclamos o aspectos negativos relacionados con el precio. Al respecto, Martínez comenta: “Lo peor que pueden hacer los avisadores es elevar la expectativa de un buen deal por motivo del Cyber Day y que al final el consumidor se sienta defraudado porque los precios están inflados o porque se haya agotado el stock; estas razones están desgastando la confianza que los consumidores tienen hacia estos eventos y están desvirtuando el espíritu para el cual fueron creados”