¿Cómo impacta la percepción económica en el comportamiento de compra en supermercado del shopper chileno?

vista 444 veces
  • En comparación a los shoppers de Argentina y México, el chileno tiene una visión más positiva de la economía actual del país. Así, el chileno ve con mejores ojos el estado actual y el futuro económico. Entre las categorías en que más planea invertir se encuentran carnes y lácteos.

Es un hecho que la percepción de la economía de un país influye directamente en las compras que se realizan y en los productos que son elegidos en cada hogar. Así lo confirman datos publicados en una nueva versión del Observatorio Shopper Experience 2.0 de in-Store Media Chile, que compara shoppers de tres diferentes economías latinoamericanas: México, Argentina y Chile.

De estos tres países, los chilenos tienen una mejor visión de economía actual. Con una inflación acumulada del 1.8% hasta junio del presente año- según cifras presentadas por SII-el 35% de los shoppers considera como buena o muy buena la situación económica nacional. El 48% la encuentra ni buena ni mala y sólo el 17% tiene una percepción negativa de la economía del país.

A pesar de que esta información viene de la mano con la tendencia chilena desde finales del 2017, nos permite pronosticar un comportamiento optimista del shopper local para los próximos meses, con un positivo impacto en el mercado.

La tendencia de comportamiento del shopper muestra que mientras tenga una mejor percepción de la economía, se permite mayores licencias para salirse de la lista básica de compras, y gastar un poco más en categorías que no tenía consideradas originalmente. Así lo analiza Sebastián Oviedo, gerente general de in Store Media Chile:

“Cuando el shopper tiene una actitud positiva hacia el estado económico de su país el proceso de compra se vuelve más dinámico. Las compras de impulso son más permitidas e incluso se incluyen productos con un punto de precio más alto. Por otro lado, se flexibiliza el presupuesto mensual para compras de supermercado, permitiendo llevar un carro más lleno.”

Diferente es el caso de México, en el que con una inflación menor a la de Chile- con sólo 1.1% acumulado en el 2018- apenas 12% de los shoppers tienen una visión optimista de la situación actual del país y un 61% tiene una mala percepción de su economía.

La situación mexicana se muestra compleja no sólo desde la visión del shopper, ya que en lo que va del 2018 son varios los indicadores de crecimiento económico que se encuentran por debajo de lo previsto para el período. A eso se suma que el pasado julio se realizaron elecciones presidenciales y aún continúan las negociaciones del TLCAN que tiene México con USA y Canadá, que juega un importante papel en la economía del país.

Las cifras más extremas las muestra Argentina, país que fue golpeado fuertemente por la depreciación del peso frente al dólar desde hace algunos meses y acumula una inflación del 16% en lo que va del año. Por eso no parece que raro que sólo un 11% de shoppers tenga una percepción alentadora de su economía y un 65% vea con malos ojos la situación actual del país.

La visión a futuro

La visión negativa de la economía se traduce en que hay productos que saldrán de la canasta de los shoppers de cada país en diferentes categorías, las cuales generalmente se vinculan a productos de “indulgencia”.

En México, el 66% de los compradores con visión negativa de la economía local dejaría de comprar bebidas alcohólicas y el 65% dejaría las galletas y pan. En Argentina, el 69 ve de manera negativa su economía y declara que dejaría los confites y un 68% los snacks salados.

“El shopper responde a los cambios económicos de manera que maximiza el presupuesto mensual para compras de consumo masivo”, analiza Oviedo. “Por eso, las primeras categorías que recorta son aquellas relacionadas a los “gustos extras” y que no forman parte de los productos básicos”.

Mientras, los compradores de estos países que tienen visión positiva del futuro de su economía, auguran aumentar el gasto en otras categorías, en Chile el 38% de los shoppers considera que la situación económica local mejorará. Esta visión se traduce en que, en los próximos meses, aumentarán la compra de carne (51%), lácteos (34%) y productos de higiene personal (33%).

En México la carne también destaca como categoría de compra de quienes tienen una visión positiva de la economía local con un 36%; al igual que los productos de higiene personal; seguido por los lácteos con un 34%. En cuanto a los argentinos que tienen una visión positiva de su economía, las categorías en las que invertirán más recursos son la carne (51%), los productos de higiene personal (42%) y los lácteos (41%).