Consumo colaborativo y cómo ser más eficientes con el automóvil

vista 481 veces

El salto a lo que se conoce como consumo colaborativo, en donde prima el acceso a los bienes y servicios por encima de la propiedad de ellos, es una realidad y hoy por hoy debemos abocarnos para compartir de manera inteligente los recursos que son cada vez más limitados. Por otro lado, no cabe duda que la creación y el desarrollo del automóvil ha marcado al mundo como una gran innovación que nos permite movernos mucho más rápido, sin embargo, su mal uso en la actualidad nos tiene perdiendo tiempo en los trayectos (exceso de congestión) y empeorando la contaminación de la ciudad (uso inconsciente). Se requiere entonces una optimización en estas innovaciones (un auto privado pasa el 95% del tiempo estacionado).

Además, la revolución digital juega un papel primordial: Si hoy en día el 5% de los kilómetros recorridos a nivel mundial se hacen a través de un smartphone, se espera que este número crezca a un 25% para el 2025. En este contexto nace en Julio de 2016, Awto: primer sistema de carsharing en Chile, como complemento a las alternativas de movilidad existentes y como una innovación para las personas y la ciudad. Como su nombre lo dice, “carsharing” tiene como fi n poder compartir el uso de un vehículo, que cuenta con todos los beneficios de un auto, pero sin los costos de mantenerlo: bencina, Tag, estacionamientos, reparaciones, mantenciones, entre otros, ya que se encuentran incluidos en el precio de arriendo. Junto a esto, el usuario también cuenta con el beneficio de elegir entre una flota de ‘awtos’ (citycar, híbrido / eléctrico, cargo), para combatir todo tipo de situaciones de uso. El arriendo puede ser por minutos, horas o días, para lo cual la tecnología es clave, siendo una App la principal interfaz que permite geolocalizar los vehículos, reservarlos, abrirlos y pagar su uso en simples pasos. El proyecto comenzó a operar oficialmente al público el 1 de julio de 2016 y hoy ya se encuentra disponible en 11 comunas de Santiago (Providencia, Vitacura, Las Condes, La Reina, Ñuñoa, Lo Barnechea, Colina, Huechuraba, Independencia, Estación Central y Santiago Centro) y en Viña del Mar, pero el objetivo es muy ambicioso y busca expandirse a toda la región Metropolitana y a otras ciudades del país en el corto plazo. En los lugares donde ya se ha implementado el carsharing, cada auto compartido ha podido sacar entre 10 y 15 autos privados de circulación.

Awto cambiará su modalidad de uso en mayo y lanzará un modelo por estaciones (Station Based), es decir, se podrá tomar uno en una estación A y devolverlo en una estación B, con mayor libertad, facilitando de mejor forma un transporte intermodal. El carsharing es un modelo que existe en más de 600 ciudades en el mundo y Awto lo trae a Chile para abrir una posibilidad real de mejora para el sistema urbano, ya que diversifica la oferta de transporte. Este sistema engloba entonces no sólo una solución económica (un usuario puede ahorrar aprox. $2.500.000/año al renunciar a un auto particular y utilizar Awto), sino que también sustentable (ya que se maximiza un sistema compartido de forma consciente y se evita la compra de vehículos adicionales) y social (el compartir awtos tiene un propósito de mejora urbana). La vida urbana nos está exigiendo modificar ciertas conductas para lograr vivir de una manera mejor. El implementar este tipo de servicios y lograr generar conciencia acerca de la importancia de su uso para las generaciones futuras, es una tarea enorme de la que Awto quiere ser parte. Es momento de colaborar con el entorno, es momento de usar el carsharing en Chile.

Por Francisco Loehnert, Gerente General Awto