MACH, la mejor aplicación para dividir la cuota del asado

vista 311 veces
  • Esta aplicación permite organizar grupos para dividir el costo final y cobrar entre los contactos, sin costo por transferencia.
  • Mach es gratuita y puede ser descargada por cualquier persona mayor de 18 años con su rut.

Las Fiestas Patrias son una de las celebraciones más importantes para los chilenos. Este año son 5 días donde los asados tomarán protagonismo y, si bien, todos quieren participar en ellos, pocas personas les gusta lo que viene posteriormente, que es dividir la cuota y cobrarla uno a uno . Y es que no falta el amigo que se demora en pagar o, derechamente, lo olvida. Lo bueno es que hoy existe MACH, una aplicación chilena que soluciona este tipo de problemas.

Mach es gratuita y permite realizar, entre otras cosas, transferencias entre amigos sin comisiones ni pasos engorrosos que requieren muchos datos. Para usarla, sólo se necesita un Rut válido en Chile y ser mayor de edad. Al tener Mach en el celular, los contactos aparecen igual como en Whatsapp y el usuario puede dividir la cuota y cobrar a sus contactos directamente. “Esta aplicación nació como una forma de evolucionar y digitalizar el billete, facilitando el proceso de cobro o transferencias a terceros”, comenta Sebastián Robles, Gerente de Innovación de Bci.

Desde ahora los chilenos podrán cobrar sus deudas con Mach, dividir una cuota entre varios o pagarlas entre sus contactos sin costo por transferencia, además de girar en los cajeros de Banco Bci, sin ningún costo asociado y lo mejor, sin tarjetas de por medio, sólo usando tu celular.

Pago de Netflix o Spotify

Otra novedad de Mach es que lanzó la primera tarjeta de prepago de la banca chilena. Esto es muy útil para aquellas personas que no tienen tarjeta de crédito, porque permite pagar en plataformas como Netflix, Uber, Google, Paypal, Spotify y cualquier plataforma internacional que requiera de una tarjeta. “Permitimos que personas que antes no podían tener acceso a algunos comercios –como personas de la tercera edad y extranjeros con Rut- puedan ahora también realizar transacciones que antes estaban restringidas para ellos por no poder tener tarjetas de créditos” explica Sebastián.