Microplástico: Elegida la palabra del año 2018

vista 344 veces

La prestigiosa Fundación del Español Urgente anunció que el significativo término “microplástico” es el término más relevante e influyente del año.

Se impuso a palabras como VAR, micromachismo y nacional populismo.”Es la confirmación de que enfrentamos un enorme desafío medioambiental que está presente en las playas, organismos de animales y hasta en la sal y agua que estamos consumiendo”, explica Soledad Acuña, vocera en Greenpeace del Movimiento Chile sin Plásticos.

Esta palabra designa a pequeños fragmentos de plástico de menos de 5 milímetros, y que ha terminado por convertirse en una de las principales amenazas medioambientales del planeta, de manera especialmente relevante para los océanos.

Se trata de la sexta oportunidad en que la entidad define el galardón, el cual se entrega a aquellos términos que han marcado pauta en la actualidad informativa durante los últimos meses y que tienen, además, interés desde el punto de vista lingüístico.

En ediciones pasadas fueron elegidas palabras del año escrache, selfi, refugiado, populismo y aporofobia (miedo o rechazo a los pobres).

Cabe destacar que estos pequeños fragmentos de plástico pueden haber sido fabricados ya con ese tamaño para ser empleados de forma preferente en productos de limpieza e higiene (como productos abrasivos y exfoliantes), o bien pueden ser pedazos que se han fragmentado de un plástico mayor (como bolsas o envases) durante su proceso de descomposición, el cual puede tardar cientos de años.

“La designación de microplástico como palabra del año demuestra la relevancia que ha tenido durante el 2018 el tema de la contaminación por plásticos, especialmente los de un solo uso. Es la confirmación de que enfrentamos un enorme desafío medioambiental que está presente en las playas, organismos de animales y hasta en la sal y agua que estamos consumiendo. Resulta evidente que se deben tomar acciones urgentes y decididas para frenar este verdadero tsunami plástico que está inundando no solo nuestras costas, sino el quehacer cotidiano de la humanidad”, explica Acuña.

Por su parte, Joaquín Muller, director general de la Fundación del Español Urgente, explicó la decisión. “Cuando hace unas semanas empezamos el proceso para elegir las doce candidatas a palabra del año 2018, nos encontramos con que, sin pretenderlo, la mayoría de los términos que nos parecían más adecuados para definir de algún modo el año que acaba eran del ámbito social o medioambiental. Creemos que esa selección muestra el perfil de un año en el que, además de las grandes cuestiones políticas y económicas, todos estamos volviendo nuestra mirada a otros asuntos de enorme trascendencia que a veces quedan eclipsados por otros grandes titulares en los medios de comunicación”.

Fuente: Bío Bío