Social Selling para apoyar tu estrategia de eCommerce

vista 409 veces

El mercado digital crece constantemente y por lo mismo, muta y se convierte a medida que sus clientes también lo hacen. A raíz de esto, es que el llamado Social Selling se convierte un factor fundamental.

El mercado eCommerce ya es parte de nuestra sociedad y hábitos de consumo. La facilidad y rapidez que nos entrega lo han transformado en una forma de comprar muy valorada por los consumidores. Por otro lado, las redes sociales se han convertido a través de los años en un espacio cada vez más acuñado por las audiencias. ¿En qué punto podemos unir estos dos conceptos para potenciar una estrategia? Es ahí donde nace el Social Selling.Desde Rompecabeza Digital te contamos cómo puedes potenciar tu marca por medio de esta estrategia.

¿Qué es el Social Selling?

Es un término que cada vez se escucha más y sin duda seguirá creciendo en lo que sigue del año. Esta tendencia es principalmente el uso de redes sociales para crear una relación con los consumidores.Trabajar en la percepción que tienen de nuestra marca y en el fondo ganarse la confianza de la gente.

La mayoría de las marcas está haciendo Social Selling, aún cuando algunos no conocen como tal. La razón es clara, las redes sociales son un canal importante en cualquier estrategia digital. Sin tener que saber demasiado sobre marketing online, cada vez es más evidente el impacto que pueden tener las redes sociales en la marca misma.

Cómo apoya a una estrategia de Ecommerce

Lo que busca el Social Selling no es realmente vender, al menos no directamente. Cuando hablamos esta innovación en redes, tiene que ver más con generar una relación con los consumidores y trabajar esta conexión para que se pueda convertir en una venta.

Los usuarios de hoy en día son mucho más informados que los de hace una década. Buscan opiniones, comparan, leen, etc. Tienen muchas más opciones de las cuales escoger, por eso mismo es mucho más difícil convencerlos de una venta. Con el Social Selling, podemos crear esa confianza que el consumidor busca al mismo tiempo que se crea la necesidad y gusto por nuestros productos. Esto se logra mostrando lo que ofrecemos de una manera no intrusiva, sino más bien de una forma natural, compartiéndola como si fuéramos amigos.

Finalmente, el objetivo es que ellos quieran comprarnos, no que les vayamos a vender. De cierta forma eliminamos la temida “Puerta fría” que por muchos años generó esa división con los consumidores.

¿Cómo implementar el Social Selling?

Inicialmente no es una ciencia tan compleja. Sin embargo, para que sea efectivo es necesario contar con una buena estrategia por detrás. Técnicamente cualquier persona o marca puede hacer Social Selling: solo necesita tener cuentas en redes sociales. Considerando que hoy en día casi todas las marcas las tienen, ¿por qué no todas logran tener éxito con el Social Selling?

Es que no solo basta con tener redes sociales, se necesita una estrategia que las sostenga.No todas las personas están en las mismas redes ni las utilizan siempre con el mismo fin, por lo tanto, es importante analizar en dónde está nuestro grupo objetivo. Por ejemplo, si apuntamos a adolescentes, una cuenta en LinkedIn no nos servirá de mucho. Estar en los lugares correctos es vital.

También tener una estrategia de contenidos apropiada será fundamental para generar esa conexión tan deseada. La confianza y cercanía no se gana de la nada, hay que trabajar para ello. Eso abarca el contenido publicado, el tono y estilo, y también la interacción con los consumidores por medio de estas redes.

El Social Selling es sin duda, una estrategia que seguirá en crecimiento y cada vez más marcas lo utilizan. Una manera menos intrusiva -y muchas veces más efectiva- de captar clientes y generar una relación más duradera entre marca y consumidor.

Por Rompecabeza Digital