Spotify y JWT Brasil transforman la música en sabor

vista 301 veces

¿Qué sabor tiene la música? J. Walter Thompson Brasil y Spotify está explorando esta pregunta lanzando una nueva campaña llamada “El sabor de las canciones” para la marca de utensilios de cocina Tramontina.

Flavor of Songs es el nombre del proyecto impulsado por un algoritmo que puede convertir cualquier canción de la plataforma Spotify en una receta diferente, y que es capaz de generar 44 millones de posibles combinaciones gastronómicas. El concepto se basa en la sinestesia, el fenómeno donde la estimulación de una vía sensorial o cognitiva conduce a una experiencia similar en una segunda vía sensorial o cognitiva. Un sentido influye involuntariamente en el otro. En este caso el sonido informa al gusto.

El sabor de las canciones es la culminación de un estudio de seis meses de duración, donde Tramontina, uno de las principales marcas de utensilios de cocina de Brasil; Spotify y J. Walter Thompson Brasil reunieron al neurocientífico Dr. Marcelo Costa, Jefe del Departamento de Neurociencias en la Universidad de São Paulo, al director de orquesta João Rocha de la Universidad de Kentucky, y a Renato Carioni, chef y entrenador del equipo de Brasil en el Bocuse D’or, para dar sabor a las canciones y crear un plato para cada uno de ellos.

En un proceso de seis meses que comenzó con el neurocientífico Dr. Marcelo Costa y el director de orquesta João Rocha utilizando el principio de sinestesia para clasificar los millones de canciones disponibles en la base de datos de Spotify. “Si consideras una escuela de samba con sus diversos instrumentos, una parte realmente densa en términos de sonido, se puede relacionar con una comida densa “, explica Rocha.

Así, los parámetros de Spotify se convirtieron en ingredientes; la música bailable fue asociada con temperatura; energía con densidad y textura; la positividad se convirtió en amargura/acidez, y las notas musicales se convirtieron en armonización.

En base a estos parámetros, el chef Renato Carioni clasificó todos los principales ingredientes culinarios asignando notas a cada uno de ellos. “Si una canción no es del todo positiva, su sabor es amargo “, dice Carioni.

Toda esta base de datos se unió para originar una inteligencia artificial que tiene la misma tecnología utilizada en los sistemas financieros, para “emparejar” los parámetros de clasificación de Spotify y las diferentes combinaciones de ingredientes catalogados por Carioni. Así fue posible crear los diferentes platos. La Sinfonía No. 9 de Beethoven en Do menor, por ejemplo se convirtió en un Risotto Cuatro Quesos con Salmón y Crema de Alcaparras.

https://www.youtube.com/watch?v=v-xkKqU0lr8

“El brief de Tramontina fue atraer a un público más joven y técnico, y entusiasta con su línea de productos de acero inoxidable. No nos alejamos de una ruta tecnológicamente compleja, que ha resultado en un proyecto que apela a todos los sentidos ”, dice Rodrigo Da Matta, ECD de J. Walter Thompson Brasil.

La campaña se presenta en Spotify, a través de banners y anuncios de audio, siempre con un mensaje simple: si esta canción tuviera un sabor, ¿cuál sería? Y a través de un sitio web que da no solo la combinación gastronómica para cada canción, sino también los ingredientes, los utensilios de cocina, y toda la receta, dividida en pasos simples y claros, para que el usuario pueda cocinarla en casa. Todo lo que los usuarios tienen que hacer es iniciar una sesión con su cuenta de Spotify, escribir el nombre de la canción o artista del que quieran descubrir su sabor, elegir la pista y ver el resultado.

www.flavorofsongs.com