El presente y el futuro de la televisión conectada en Chile


Con la aceleración del consumo digital y los cambios de hábitos potenciados por la pandemia, es primordial conocer las tendencias y preferencias de los usuarios.

Comscore Talks en español publicó su último podcast sobre el presente y el futuro de la industria digital en Latinoamérica. En este episodio abordaron temas en torno a Connected TV (CTV) con dos entrevistados de Smartclip del cono sur, que compartieron sobre la recolección de datos, ecommerce y digitalización.

Smartclip es una empresa de origen alemán reconocida por ser la compañía de vídeos más grande de Europa. Además, destaca por sus más de 14 años en contenido audiovisual para CTV,  un dispositivo que permite acceder a contenidos audiovisuales en una televisión con conexión a internet, comenzó a desarrollar servicios para Latinoamérica hace 5 años. Para conocer mejor a su público del cono sur, realizaron el primer estudio junto a NetQuest sobre el perfil de audiencias. El estudio permitió conocer qué hace, qué le gusta y cómo perciben la publicidad en CTV.

La CTV lleva años desarrollándose en el hemisferio norte, por lo que los estudios de los públicos en ese mercado están más afinados. “Al estar digitalizada la TV en Europa y USA, tienen el consumo de todos los smart TV que hay en cada uno de los países. Tienen la información del consumo del Smart TV que hay. Obviamente no comercializan esa data por la restricción de la información, pero se utiliza para detectar la penetración y el consumo en los hogares. Es un producto muy potente. Es una evolución muy grande lo que es CTV”, expresó Rodrigo Vieites, director comercial de Smartclip LATAM.

En Chile el estudió arrojó que el grupo con mayor penetración es el de 45-54 años (21%) seguido por 0 a 24 años (11%), en sesiones de entre 4 a 5 horas a contar de las 21 horas. Las preferencias por contenidos se reparten entre películas, noticias, series y documentales.

Uno de los resultados más llamativos fue que a diferencia del celular o una tablet, la CTV se visualiza en familia, en pareja o con hijos. “Es un super buen dato cuando queremos saber de audiencia. Cuando estamos hablando de impresiones, no estamos hablando de una impresión por usuario, sino estamos hablando de una impresión y 2,4 usuarios,” explicó Gabriela Prado, directora general de Smartclip Chile.

Por otro lado, Rodrigo destacó que la “CTV no vino a desterrar a la TV abierta y el cable. Vino a complementar cualquier estrategia de TV abierta o TV paga porque tienes usuarios únicos que no encuentras en esos sistemas”.

Usuarios únicos donde un 100% le gustaría tener acceso gratuito y ver anuncios en lugar de pagar por una suscripción. Los ingresos del contenido gratuito son la publicidad y generalmente se especializan en una temática como comida, anime, clima, documentales y más.

“Smartclip viene desarrollando mucho material en la región. Su estudio puede resultar disruptivo pero la realidad es que caminamos hacia ese espacio y qué mejor que nutrirse con información con una compañía que lleva haciéndolo por años. Aquí se ha dado una coyuntura en particular, donde Smartclip ha empujado por tanto tiempo la CTV pero donde la pandemia llevó al consumo de contenido de televisores conectados y resultó ser una plataforma importante en la región”, agrega Leónidas Rojas, director de Comscore del cono sur LATAM.

Auge del código QR: un click de calidad

Cuando entramos a las tiendas de retail nos damos cuenta que ninguno de los televisores se venden sin conexión a internet. “Las TV hoy traen tecnología muy moderna. Puedes navegar en ellas como en un celular o computador. Ha cambiado el consumo. El usuario hoy tiene muchas más opciones cuando se siente en el living de su casa y es ahí donde entramos nosotros en el ecosistema”, comentó Prado.

La estrategia de comunicación con la audiencia también cambió. Uno de los mayores ejemplos es el auge del código QR, un código de barras que permite acciones específicas como abrir una URL, un folleto, un formulario, una aplicación, un video o más.

El código QR es una interacción que se está utilizando en el ecommerce. Genera una interacción intencionada entre el usuario y la marca porque el usuario escanea el código con intención. Esto es conocido como un “click de calidad”.

Según lo que ha visto Gabriela Prado en el último tiempo, “la pandemia disparó el uso del código QR. No necesitas un dispositivo especial ni bajar una app. Una oportunidad para publicidad. SmartTV no tiene cookies y no se puede “skipear” ni puede tener link. Están dentro del entorno de un TV y el código QR permite una interacción entre el usuario y una marca”.

Se ha visto esta estrategia en supermercados que buscan incentivar la compra online durante la pandemia, automotrices que quieren dar a conocer sus test drives y bancos que promocionan sus aplicaciones.

Smartclip proyecta realizar estudios de audiencia de manera anual para analizar el comportamiento de los usuarios LATAM. La pandemia aceleró el consumo de dispositivos digitales y los consumidores están en un cambio constante.