Article

Empresa B: la gestión sostenible del capital humano sí es posible

vista 493 veces

La compañía especializada en gestión de personas, XinerLink marcó un hito al ser pionera en el rubro de la externalización de RRHH en obtener la certificación ‘Empresa B’, que validó su compromiso con la sostenibilidad económica, ambiental y social.

Aunque no es usual que organizaciones ligadas al mundo de los recursos humanos trabajen para certificarse como Empresa B, XinerLink acaba de romper todos los esquemas al lograr la exigente acreditación que demuestra el cumplimiento en estrictos criterios de sostenibilidad y responsabilidad social.

“Muchas empresas solo buscan el precio más bajo y las variables ambientales no son preponderantes, pero uno tiene que hacer lo correcto. No buscamos ser los más grandes, pero sí buscamos ser los mejores y dejar una huella. Por eso, siempre estamos viendo nuevas formas de hacer las cosas y las certificaciones nos permiten mejorar nuestro estándar y entregar un servicio homogéneo”, explica Héctor Guerra, fundador y gerente general de XinerLink.

De hecho, la medición que ejecuta Sistema B es como una hoja de ruta que facilita la identificación de mejoras que ayudan en el camino a la gestión sostenible de las organizaciones que buscan hacer la diferencia equilibrando la rentabilidad con la mirada social y el impacto ambiental.

“Las buenas formas de trabajar hay que replicarlas y estandarizarlas. Por ejemplo, en el reclutamiento es importante establecer un criterio para hacer un buen trabajo, tanto para el trabajador como para los clientes que lo están buscando. El mundo B te obliga a poner atención en el medio ambiente y la comunidad, con un compromiso sólido que parte desde los estatutos legales de la misma compañía”.

En este contexto, la compañía que mantiene a más de 10 mil trabajadores en nómina y contrata mensualmente a más de 1.500 personas; procura ofrecer a sus 350 colaboradores de planta las mejores condiciones posibles. “Establecimos trabajar 40 horas semanales, con un formato híbrido que posibilita no desatender a tu familia; nos ocupamos que tengan una nutrición balanceada entregando meriendas saludables y una amplia gama de posibilidades para almorzar; y nos preocupamos de mantener un grato ambiente laboral, ocupándonos genuinamente de ello”, detalla el gerente general de XinerLink.

El valor de las mediciones

Como director de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC); y presidente de la Asociación de Empresas de Recursos Humanos (AGEST), gremio que representa a más de 20 organizaciones que prestan servicios transitorios para las áreas de producción, comercio y retail; Héctor Guerra, se ha tomado muy en serio la promoción de empleos dignos y de calidad, junto con incentivar el desarrollo de políticas que favorezcan a la creación de empleos formales privados.

“Hoy las políticas públicas no están viendo a los 850 mil chilenos que están sin empleo, que además de ser un drama económico es demoledor para las personas.  Llevar meses o incluso años buscando una oportunidad y que esta no se concrete, hace a muchos sentirse desechados” comenta Héctor Guerra.

Según el líder empresarial, en Chile, todos hablamos de productividad, pero muy pocos tenemos mediciones. Lo primero que hay que tener es un estándar de trabajo y procesos claros, algo que en XinerLink han logrado construir y estandarizar mediante una serie de certificaciones que han tenido como uno de sus puntos fundamentales la certificación como Empresa B.

En este contexto, la consultora Natalia Abarca quien coordinó todo el proceso de diagnóstico, normalización y los cambios que fueron necesarios para obtener el puntaje exigido por Sistema B -junto al equipo de XinerLink – debió “tomarle el pulso” a cinco áreas clave: gobernanza, trabajadores, clientes, comunidad y medio ambiente.

“El foco de una empresa B no es sólo ganar dinero y esta mirada distinta de hacer las cosas es una tendencia que debemos adoptar, sobre todo, en este mundo en el que lo central son las personas. No estamos hablando de una fábrica de sillas, somos el puente entre quien busca trabajo y quienes lo ofrecen”, afirma la especialista que ha acompañado a XinerLink en su mejora continua durante más de diez años.

En tanto, Daniel Malhue, subgerente de procesos de la empresa destacó el valor que -como organización- le dan a las mediciones que permiten avanzar en la senda de la sostenibilidad empresarial.

“En XinerLink, ofrecemos trabajo pero también procuramos que las personas se formen para mejorar su empleabilidad. Por eso, hoy contamos con escuelas de logística, salud y hotelería, donde los capacitamos. Muchas personas obtienen su primer empleo formal debido a esto”, explicó el ejecutivo.

La certificación de Empresa B que obtuvo XinerLink es entregada por B Lab, una entidad sin fines de lucro que nació en Estados Unidos con el objetivo de demostrar que las empresas pueden ser rentables y, al mismo tiempo, resolver problemáticas socioambientales en toda su cadena de valor.