Article

Entrevista a Patricio Dussaillant, Coordinador Académico Premios EIKON Chile

vista 413 veces

Debemos avanzar en “evangelizar” acerca de las comunicaciones corporativas

Conversamos con Patricio Dussaillant, Consultor, Profesor y Director del Departamento de Comunicación Aplicada de la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien es el Coordinador Académico de los Premios EIKON en Chile desde su arribo al país en 2018.

¿Qué es lo mejor que el mercado local tiene en materia de comunicaciones institucionales? 

En los últimos años, este mercado ha crecido de manera importante tanto en cantidad como en variedad de oferta en materia de agencias de comunicaciones. Hoy día existen agencias que prestan servicio para distintos tamaños de empresas, con mayor especialización en las áreas en que prestan asesoría. Por otra parte, muchas instituciones y empresas han creado sus propias áreas de comunicaciones y de vinculación con el medio.

Como ya han transcurrido casi tres décadas desde que surgieran las primeras agencias propiamente tal, existe un caudal de conocimiento y sobretodo de experiencia en los profesionales más seniors. También se observa un mayor interés por invertir en la formación y actualización de los profesionales.

¿Cuál es el punto que tú consideras que la industria de la comunicaciones corporativas en Chile debería revisar? 

Más que revisar algo puntual, que siempre existirá, cuando el objetivo es la mejora contínua y así prestar un mejor servicio, todavía debemos avanzar en “evangelizar” acerca de qué son precisamente las comunicaciones corporativas o institucionales; cuál es, efectivamente, su rol y que se entienda mejor que se trata de un área que es transversal y estratégica para una organización.

Especialmente en las empresas, y en la alta dirección, existe desconocimiento del aporte que las comunicaciones pueden realizar a los objetivos de una organización. Aún se la ve como una función puntual, como gestión de “prensa”, sólo relaciones públicas o lobby, como parte de recursos humanos o marketing. En la actualidad, más que nunca antes en Chile, las empresas han tenido que operar en un contexto tan cambiante, incierto e imprevisible y con públicos y comunidades más activos, que tendrán que revisar el rol y el aporte de las comunicaciones en esta realidad.

En este entorno, la comunicación debe contribuir como una brújula organizacional, aportando información del contexto para la toma de decisiones. Sabiendo entender, interpretar y conocer el contexto social, tendencias, actitudes y posibles comportamientos de los públicos estratégicos, ya que, en una empresa, no existe otra área que realice esta tarea. Además, la primera etapa de la formulación de una estrategia es contar con un buen análisis del contexto.

También debemos avanzar en la formación de profesionales de la comunicación con una visión holística, con capacidad de ver la organización como otros la ven, con apertura de mente y sin prejuicios al observar el mundo que les rodea. Profesionales con conocimiento en terreno, con calle.

La comunicación debe contribuir a la alta dirección, al buen gobierno y a los objetivos de las instituciones y empresas. Esta mirada de la comunicación, para que sea efectivamente estratégica, aún falta en nuestro país y es tarea tanto de la academia como de los profesionales promoverla en las empresas e instituciones.

Este año se desarrolla la 3ª edición de los Premios EIKON en Chile. ¿Cuál es tu reflexión al respecto? 

Una forma de promover la valoración de la comunicación es destacando la labor de los profesionales, sus estrategias y acciones y cómo de esta forma aportan valor a las organizaciones. Entregar un premio definido por un jurado de pares es una forma de aportar a ese objetivo, como se hace en otras áreas de la comunicación aplicada como la publicidad y el marketing, por ejemplo. Ahí la posibilidad era crear un nuevo premio o tener la versión chilena de un premio ya existente y consolidado. Este último fue el camino: contar con la versión chilena de los Premios EIKON, un premio prestigioso y consolidado en Argentina por más de 20 años y muy valorado por la industria al otro lado de los Andes.

Si bien las dos primeras versiones han coincidido con la crisis o estallido social y, luego, con la pandemia, la cantidad de participantes ha ido en aumento, y en esta tercera edición el crecimiento ha sido aún mayor. Lo importante es dar a conocer y valorar las realizaciones de los profesionales de la comunicación y así plantear el desafío de ir mejorando y perfeccionando su trabajo año a año, y que sus pares así lo reconozcan y premien.

Por Gabriela Guerschanik, coordinadora premios EIKON Chile / Fotografía Susan Lasen