Article

¿Existen realmente las buenas rachas; o solo son un mito?

vista 611 veces

A muchos nos ha pasado de estar disfrutando un juego de azar y ver que de la nada parece que la suerte ha cambiado, ya sea realizando tiradas exitosas en tragaperras o nos empiezan a tocar buenas manos en blackjack o póker. Si bien es más normal que las rachas sean negativas, nunca vienen mal unas cuantas jugadas victoriosas consecutivas.

Pero una duda nos asalta en medio de la partida: ¿es solo una buena racha o estoy realizando jugadas más precisas? Por supuesto que este pensamiento no aplica cuando estamos tirando en el tragamonedas o en una partida de video bingo, pero sí surge en las disciplinas que incluyen cartas. En este artículo hablaremos justamente sobre eso para que te vayas de aquí con unas cuantas conclusiones o más preguntas.

Profecía autocumplida

Si juegas regularmente o tienes conocidos/amigos que lo hacen, seguramente hayas pasado o escuchado que alguien tuvo una muy buena o muy mala racha. Las sensaciones percibidas son muy extrañas puesto que, si no te sientes invencible, entonces sentirás que todo lo que hagas ese día está destinado a fracasar. Por el momento ese pensamiento no pudo ser explicado con gran precisión, lo que nos lleva a seguir pensando que si todo va bien seguirá así y lo mismo al revés.

Ciertos autores han ido más allá y lo explicaron bajo el término de “profecía autocumplida”. Eso significa que buena parte de lo que nos pasa en el futuro es producto de nuestros deseos y lo que hacemos con las oportunidades que la vida nos da. Tal es así que muchos libros de autoayuda se centran en tratar de modificar los límites mentales que nos imponemos inconscientemente para poder aspirar a metas más difíciles en las que no habríamos pensado antes.

Los juegos de azar

¿Pero en los juegos de azar pasa lo mismo? Tomando como ejemplo el video bingo,  las cartas o la ruleta, entonces no hay una memoria que esté influyendo en el resultado futuro ni pesa todo lo ganado/perdido anteriormente. Cada evento es independiente. Todos los planteamientos posibles sobre el tema han despertado a una rama de la psicología nueva que trabaja por conocer el comportamiento humano ante juegos de azar y toma de decisiones en todos los aspectos de la vida.

La buena racha

La Escuela Universitaria de Londres llevó a cabo un estudio para profundizar un poco más en estos temas. Tomaron los resultados de partidas anuales de casi 780 jugadores de una compañía de juegos de azar virtuales para llegar a las conclusiones que te contaremos a continuación. El estudio arrojó que las probabilidades de ganar varias veces seguidas se van reduciendo notablemente con el transcurso de las partidas al igual que ocurre con las de perder.

Los datos sustraídos muestran que los resultados anteriores dan la falsa creencia de que somos realmente buenos/malos en un juego que es puramente azar, de manera que las probabilidades son iguales para todos en los dados, tragaperras, bingo,
etc. Usualmente, quien comienza ganando piensa que las probabilidades de seguir con la racha se incrementan tras cada jugada, algo que en realidad funciona exactamente al revés. Matemáticamente es fácil ganar una vez, un poco más complicado dos veces seguidas, tres muy difícil, cuatro sería una hazaña, cinco casi imposible, y así sucesivamente.

Malas rachas

Exactamente eso mismo pasa con “los perdedores”. Estos creen que es imposible que ganen, que llevan su mala suerte a todos lados y están condenados a salir en pérdidas en cada juego que prueban. Ignoran completamente la realidad matemática de que tienen buenas probabilidades de ganar al menos una partida, porque vale recordar que es fácil perder una vez, un poco más complicado dos seguidas, perder tres en cadena es más difícil aún, etc.

Sin importar la probabilidad matemática, el humano continúa rigiéndose por sus creencias personales, lo que inevitablemente termina desembocando en perder lo ganado o directamente irse negativo del casino.

Rachas ganadoras en el póker y cómo aprovecharlas

Habiendo explicado los aspectos centrales de las rachas y el pensamiento racional de las personas, toca profundizar en la seguidilla de victorias del póker y cómo aprovecharlas cuando vemos que todo está saliendo mucho mejor de lo que
esperábamos.

Qué sería una racha ganadora en este juego

Un buen ejemplo sería si estás en un juego de cash online y te tocan ases, reyes, reinas, y devuelta ases en menos de 1 hora, ganando bastantes botes en todas las manos. No es excluyente que sean exactamente esas manos, sino que simplemente
salir ganador de cada jugada es suficiente para declararte en racha. Para que esto ocurra sí es necesario que el resto de los jugadores tengan buenas manos para que confíen en sí mismos y no se retiren antes, pudiendo obtener interesantes pozos y
fichas de oponentes.

Aunque sea casi imposible tener buenas rachas en todo un torneo, hay jugadores que increíblemente lo consiguieron por más que las probabilidades matemáticas estén en su contra. Al mismo tiempo es un error pensar que jugamos mal cuando lo estamos haciendo bastante bien pero simplemente no tenemos suerte o estamos siendo víctimas de un jugador en racha.

Tanto las rachas negativas como positivas son puro azar, y cada jugador debe saber atravesarla de la mejor manera para sacarle rédito en caso de que salga bien o no perder tanto si es que no le está saliendo nada.

Oponentes en racha positiva

Prácticamente todos los que disfrutamos jugando al póker regularmente hemos compartido mesa de casino con un jugador al que todo le sale bien. Si a ti te toca una excelente mano, la de él es insuperable. En los torneos pasa mucho que un mismo jugador elimine a varios consecutivamente y te da miedo jugar tu muy buena mano por temor a que él te saque del juego. Recuerda que jamás debes tirar una mano por miedo a lo que tenga un rival de suerte.

Jugando bien, en una buena racha

En caso de que seas alguien que se esfuerza constantemente por mejorar en el póker y aprender de sus errores, debes saber que estás muy por encima de la gran mayoría de jugadores. Al estar de racha te tocarán buenas manos y puede que te sientas toda una amenaza para los rivales. Si encima juegas bastante bien, entonces te convertirás en alguien imparable el tiempo que dure la seguidilla de buenas manos.

Para obtener una clara ventaja sobre tus rivales, podrías jugar más agresivo ante aquellos que se noten incómodos por el temor que le tengan a tus jugadas. Sin embargo, habrá jugadores inteligentes que intenten atraparte, por lo cual habrá que estar atento a cada movimiento.