Article

La creatividad dice más que mil palabras

vista 306 veces

Este 2023 será recordado como el año en donde las marcas no solo nos vendieron productos, sino historias, emociones y experiencias inolvidables.

Comenzamos con la audacia de Barbie y su ‘Pink Billboard’, con un recordatorio de que a veces, el silencio comunica mucho más que las palabras. Su campaña fue un susurro rosado que se convirtió en un rugido en las salas de cine. Esta campaña dio mucho de qué hablar y se trató de un cartel rosado con la fecha de lanzamiento de la película.

McDonald’s, nos sorprendió con ‘#RaiseYourArches’. Sin mostrar ni un solo producto, nos recordó que una ceja levantada puede ser tan poderosa como un logo, asociando el arco de las cejas con los clásicos arcos dorados de su clásico logotipo. Esta campaña fue un juego de miradas y gestos que nos habló directamente al corazón.

En Europa, la BBC transformó “Eurovisión” en un verdadero carnaval de color y diversidad, uniendo al viejo contiente en un canto de solidaridad con Ucrania.

En el área automotriz, Fiat sorprendió con ‘Operation No Grey’. La marca italiana de autos, en un acto de rebeldía, anunció que renunciaría al color gris, una de las apuestas más seguras dentro de la industria automotriz, como forma de traspasar la alegría, pasión y vida que caracterizan a Italia, a sus vehículos.

Una campaña que verdaderamente trascendió la publicidad tradicional fue la colaboración entre Heinz y Absolut, llamada “The Perfect Pairing”. Esta inusual combinación de ketchup y vodka capturó la imaginación del público, apelando a la nostalgia y creando una conexión emocional profunda. La campaña, que combinó la estética y los valores de ambas marcas, se volvió viral en las redes sociales, generando conversaciones orgánicas y contenido generado por los usuarios. Este éxito demostró el poder de la colaboración y cómo la unión de dos marcas queridas puede crear magia.

L’Oréal, con su campaña para INOA, nos invitó a un juego de colores, transformando la forma en que se ven los productos de belleza. PepsiCo, en un giro innovador, convirtió su campaña de Pepsi Meals en Malasia en una experiencia interactiva que llevó a la audiencia más allá de la bebida. Y, finalmente, Bose, con QuietComfort Earbuds II, cerró el año cortando el ruido del mundo para traer un momento de paz y claridad.

Este 2023 el mundo de la publicidad ha logrado generar mucha emisión en la audiencia, demostrando que la creatividad no conoce límites ni medios y que las mejores campañas son aquellas que se quedan grabadas en nuestra memoria, esas que nos llevan más allá de lo tradicional, porque logra lo que cualquier marca anhela, calar directo al corazón y al inconsciente de su generación, y transformarse en parte de su cultura.

Por Francisco Vial / Director Creativo de Rompecabeza