Article

Nuestro rebranding en cuarentena

vista 157 veces

Somos nuestra propia marca. Siempre hay un trabajo en cómo nos proyectamos hacia los demás, desde algo tan simple en como decidimos vestir, movilizarnos o qué productos consumimos. Nuestro lenguaje verbal y no verbal, nuestra actitud, señas y gestos, todo comunica, y por lo mismo “pertenecemos” a un grupo determinado; suena superficial, pero es así, de ahí los estereotipos tan comunes con que trabajamos en el mundo de las comunicaciones (mainstream, millenialls, intelectuales, etc).

Pero ¿cómo estamos trabajando nuestra propia marca en la cuarentena? Al parecer, el confinamiento ha exacerbado el tener que ser multitasking y estar demostrándolo constantemente a los otros. Popular se ha hecho en las redes la frase “si no sales de esta cuarentena con un libro leído, una habilidad nueva o más conocimiento que antes, nunca te falto tiempo, solo disciplina”, no sé quien la escribió, pero esa presión es constante y al parecer se está dando en todas partes.

Leí un artículo español que comenzaba diciendo “no pasa nada, no hacer nada” y como esta presión de la eficiencia y sobreproducción es una mochila para muchos, por lo mismo vemos que una gran mayoría sube fotos del teletrabajo (para suerte de los que lo tienen), de cómo hacen deporte en casa, incluso yo mismo me he visto subiendo un plato recién cocinado por mí como si fuera algo relevante. Hay una necesidad de seguir en automático rindiendo y quizás es nuestra gran oportunidad de reflexionar también acerca de nuestro propósito, hacia dónde queremos ir y cuál es nuestra relación con el consumo.

Sabemos que todo cambiará, que ya cambió, que nuestras prioridades son otras; que nos organizamos distinto y damos relevancia a algo que antes era impensado. Así como le exigimos a las marcas que cumplan sus propósitos y premiamos con nuestra fidelidad a aquellas a las que les creemos y que efectivamente “hacen” porque tienen clara su propuesta de valor, este rebranding personal va a afectar profundamente en la elección de dichas marcas. Se quiera o no, estamos en uno de los cambios globales más importantes de la humanidad y hay que preguntarse qué rol vamos a tener en esta nueva realidad que ya comenzó.

Por Marcelo Rojas, Director Creativo Hispanic America & Director Ejecutivo FutureBrand