Article

Panamericanos 2023, o la magia del propósito compartido

vista 635 veces

El propósito se define como la razón de existir de una organización, el compromiso no sólo con tener buenos resultados en el negocio, sino además con generar un impacto positivo en el mundo y en la sociedad. Cuando las organizaciones o empresas definen y desarrollan su propósito, hay 4 preguntas claves que orientan y guían el proceso de descubrimiento: ¿cómo aportar a una mejor sociedad?, ¿qué podemos hacer para mejorar la calidad de vida de las personas?, ¿cómo contribuir a subsanar las necesidades y dolores de la industria en la cual se participa? y ¿en qué somos o podemos ser buenos?

¿Qué tiene que ver esto con los Juegos Panamericanos recién terminados en nuestro país?

En una entrevista de junio de este año, publicada en la web de Santiago 2023, se le preguntó a Harold Mayne-Nicholls, director ejecutivo de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Santiago 2023 cuál era su objetivo con estos juegos. Él respondió: “unir a todos los chilenos en una causa común, despertar en todo el pueblo chileno las emociones que traen estas competencias, y transmitir la importancia del deporte en nuestra infancia y juventud para su desarrollo futuro”. 

No habló de recursos involucrados, de cumplir plazos, de eficiencia, infraestructura, logística ni de medallas o premios. Su objetivo respondía de manera nítida a las preguntas de propósito: unir a los chilenos, emocionar y transmitir la importancia del deporte en la vida de las personas.

Mientras se llevaban a cabo los juegos, Santiago 2023 hizo un sencillo video que recopiló las respuestas de distintos asistentes a las competencias frente a una sola pregunta ¿Cómo definirían Santiago 2023 en una palabra? El resultado es un conjunto de conceptos, algunos que se repiten, que describen la vivencia, huella e impacto que han dejado en ellos estos juegos: orgullo, unidad, encuentro, legado, esperanza, espectaculares, apasionantes, motivación, alegría, emocionantes e inolvidables.

Más allá de cualquier dificultad, polémica, error o acierto a lo largo del proceso de los Juegos, vale la pena quedarnos con el impacto positivo de haber tenido un propósito mágico, edificante y transformador en torno a este importante momento país.

Por: Carmen Montes / Consultora Almabrands