Article

Telly se presenta con una oferta singular: televisor gratis a cambio de publicidad constante

vista 638 veces
  • La start-up estadounidense regala un televisor con una pantalla auxiliar que contiene anuncios y otra información
  • El modelo de negocio se basa en la comercialización del espacio publicitario y de los datos de los espectadores

Un televisor 4k de 55 pulgadas gratis a cambio de la emisión constante de banners debajo de la pantalla. Esta es la singular proposición que hace a los consumidores estadounidenses una start-up llamada Telly que ha empezado a operar oficialmente esta semana y cuyo fundador y CEO es Ilya Pozin, que hace años fundó Pluto TV, un servicio de streaming gratuito que en 2019 vendió a Viacom.

El aparato que Telly ofrece no es un televisor al uso: tiene una barra de sonido integrada y una segunda pantalla debajo de la principal en la que los espectadores verán una combinación de contenidos informativos y anuncios.
Esta segunda pantalla no se puede desactivar mientras el aparato esté encendido. Telly planea distribuir medio millón de televisores en el presente año y ya ha abierto una lista de espera para los interesados en recibirlo

“Entregamos el dispositivo gratuitamente”, ha dicho Pozin en declaraciones a la revista Fast Company“y todo el modelo de negocio se sustenta en los ingresos procedentes de la publicidad, los datos y las campañas de marketing de afiliación”. La propia revista señala que la proposición de Telly no hace sino llevar a sus últimas consecuencias el modo en que los fabricantes de smart TVs venden sus dispositivos, que se comercializan con muy poco margen en la confianza de que la publicidad y los datos aporten la mayor parte de la rentabilidad a la operación.

La segunda pantalla: contenidos y posibilidades

La pantalla adicional de los televisores se mostrará con una iluminación más tenue cuando el televisor esté encendido, pero no se puede apagar ni oscurecer del todo, es la parte innegociable del trato que ofrece Telly.
Por otra parte, esa pantalla no muestra solo publicidad y, de hecho, esta solo ocupa un cuarto de la misma, mientras que el resto de la superficie se destina a diverso contenido informativo (resultados deportivos, cotizaciones de bolsa, meteorología…) y a servir como panel de control para otros dispositivos.
“Incluso si la pantalla principal está apagada”, señala Pozin en Fast Company, “puedes dejar encendida la inferior y convertirla en el principal dispositivo del hogar. Creemos que así debe ser un televisor en 2023”.  

El aparato dispone asimismo de una cámara y un micrófono incorporados que permiten las conexiones interpersonales de Vídeo –Zoom es uno de los colaboradores iniciales de la compañía- y Telly planea incluir progresivamente otras herramientas y mejoras, entre las que ya se han mencionado las grabaciones de seguridad del hogar y un software que permita a los desarrolladores crear aplicaciones específicas.

Los datos, moneda de cambio

Se suele decir que cuando te dan algo gratis el precio eres tú, y este es también el caso de Telly, aunque la compañía deja claro desde el primer momento que su negocio se sustenta en la rentabilización de los datos del consumidor.

La recolección de información empieza ya en el proceso de inscripción en la lista de espera, que solicita del interesado una apreciable cantidad de información sobre su vida personal, información que servirá tanto para decidir si el solicitante recibe el televisor o no, como para la segmentación publicitaria.

“Obviamente, todos los datos serán anonimizados”, dice Pozin, “pero sabremos dónde vive la persona, qué nivel de renta tiene, qué coche conduce, cuándo se acaba su leasing, dónde hace la compra, cuál es su equipo favorito…”.

Otra información de que dispondrá Telly, al igual que los demás fabricantes de televisores inteligentes, es el dato del programa que se está emitiendo en cada momento. Esa información se puede comercializar -sin aportar los datos de identidad de los usuarios- o utilizarse directamente para la difusión de publicidad segmentada. La diferencia con otros fabricantes es que en el caso de Telly, los consumidores no tienen la opción de impedir la recolección de sus datos.

Por Reason Why