Article

Un 2020 que partió con el bombo por delante

vista 875 veces

Con el ‘bombo por delante’ partió este 2020: Incendios en Australia, tensiones entre USA e Irán, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, un terremoto en Puerto Rico, y ahora un coronavirus declarado pandemia por la OMS, y que nos ha obligado a modificar la manera de saludarnos, contactarnos, con cancelación de eventos, entre otros.

Con respecto al coronavirus, ¿qué marcas están trabajando una propuesta comunicacional o táctica para apelar a esta audiencia mundial en crisis y ávida de información y seguridad, conectando con las necesidades básicas de la pirámide?

En estos tiempos, las marcas deben ser percibidas NO como aprovechadoras, y SÍ  bajando soluciones atingentes y auténticas para el beneficio de las personas. Simplemente apelando a lo que las personas quieren: seguridad y salud. Si manejas una marca de limpieza e higiene estás en un buen momento de potenciar tus atributos funcionales; comunicar cómo desde lo más intrínseco de la marca puedes aportar positivamente al problema. No desde la perspectiva comercial de querer vender más, sino queriendo construir una propuesta de valor conectada con el core del negocio y al momento que están pasando tus consumidores.

En el Reino Unido, LUSH (marca de jabones), abrió las puertas de todas sus tiendas para que cualquiera pueda lavarse las manos cuando lo necesite, sin necesariamente comprar algún producto. Esta acción busca solo mejorar la calidad de vida de las personas en un momento crítico, fortalecer la empatía que a largo plazo le puede, como no, traer resultados positivos a la marca.

El mercado antes mencionado es el más obvio, pero no podemos dejar de señalar uno complementario que tiene mucho que ganar en este momento: los servicios que permiten entretenerse, trabajar y hasta entrenar desde la casa. Éstos tienen la oportunidad de apelar a la seguridad de no tener que exponerse a un foco contagioso, como también a la comodidad y eficiencia, porque “el show debe continuar”; además, en estos momentos, es importante mantener a las personas activas para que el ocio no alimente su paranoia.

Hace días que en mi oficina vienen monitoreando la epidemia, no porque seamos trabajadores de la salud, sino simplemente por curiosidad de cómo se ha ido propagando, lo que nos ha mantenido informados y alertas. Los ejecutivos ¿hacen este seguimiento para tener data de cómo pudiese afectar al mercado local y estar preparado para atender a sus consumidores si es que el momento llega? No lo menciono desde una perspectiva meramente comercial, sino de estar preparados para no perder la oportunidad de estar ahí cuando las personas más lo necesiten y fortalecer de una manera más genuina sus propuestas de valor, que dicho sea de paso, en estos momentos es imperativo tenerlas definidas. Sin un propósito claro, difícil que puedan salir a potenciar algo infundado.

Por Josefina Cox Perry, Strategy Director FutureBrand Chile